Los Mejores Consejos Para Elaborar Un Ensayo

Metafisica de tener cultura de aseo Lo que no sabías de gemelas

En segundo lugar, el producto informativo con el tiempo se somete al "gasto moral" original. Aunque la información no se desgasta al uso, pero puede perder el valor, cómo el conocimiento, concedido por ella, deja de ser actual.

La experiencia de muchos países que se desarrollan muestra que el desarrollo de prioridad de la producción informativa por fuerza del carácter estratégico de los recursos informativos en el desarrollo de la sociedad moderna ha permitido muchos estados superar la ruptura enorme en el nivel del desarrollo económico y social en comparación con los países desarrollados.

Así los indicios de la nueva etapa, postindustrial son seguidos bastante precisamente en los países desarrollados. Sin embargo en los libros de texto por la teoría económica estas nuevas tendencias, según mi parecer, no han recibido hasta ahora el reflejo digno. En muchos de ellos se separan tradicionalmente sólo tales tipos de los recursos, como la tierra, el trabajo, el capital, las capacidades empresariales, aunque la civilización postindustrial les pone a la misma altura la información. Hoy la expresión famosa de Frensisa Bekona “el conocimiento - la fuerza”, como nunca antes, adquiere el sentido concreto. La información se hace en la sociedad moderna por el factor esencial del crecimiento económico que también sólo se nota casualmente en los libros de texto. En relación a esto parece oportuno la investigación del problema sobre las economías de la sociedad informativa.

La mayor parte de los métodos aplicados de la definición de los gastos por la producción de las mercancías informativas y los servicios se apoya en los mismos principios, que se usan a la apreciación de los gastos de la producción de las mercancías regulares y los servicios.

Los materiales. A ellos se refieren: la maquinaria y los mecanismos, de que consiste el ordenador, en particular el procesador central, los lectores ópticos, los acumuladores sobre la cinta magnética, las disqueteras, las impresoras, los terminales y así sucesivamente

Por el ejemplo clásico de informativos positivos es la financiación las firmas separadas de las investigaciones científicas y las elaboraciones, que resultados se hacen a menudo por los bienes del amplio círculo de las personas interesadas. Las patentes o las licencias pueden ser el medio de la eliminación de los efectos positivos exteriores de la producción informativa.

La información hoy es examinada en calidad de un de los recursos esenciales del desarrollo de la sociedad con material, energético y humano. Como nota en cuanto a esto a B.Kompeyn, “la información siempre era el recurso, pero sólo hace poco hemos visto las primeras luces de la percepción de la información en el mismo contexto, en que los economistas examinan la materia y la energía en calidad de los recursos”.

La esfera informativa abarca el amplio círculo de las mercancías y los servicios. El mercado de la información incluye tales sectores, como las comunicaciones, la formación, las investigaciones científicas-técnicas, la prensa, el cine, la publicidad, la actividad de administración etc.

F.Mahlup ha distinguido las 30 ramas vinculadas a la producción del conocimiento y los ha dividido en cinco grupos: la formación, las investigaciones científicas y las elaboraciones, el medio de la información de masas y el enlace, las máquinas informadoras y la maquinaria, los servicios informativos.

La ejecución uniforme de las operaciones. El tratamiento informático supone el uso de las mismas órdenes a la ejecución de las operaciones idénticas de la contabilidad que excluye prácticamente a la aparición de las faltas casuales, es ordinario inherente al tratamiento de mano. Enfrente, las faltas de programa (u otras faltas sistemáticas en las salas de aparatos o el software) llevan al tratamiento incorrecto de todas las operaciones idénticas con las condiciones iguales.

La iniciación de la ejecución de las operaciones en el ordenador. El sistema informático puede cumplir algunas operaciones automáticamente, y de ellos no es documentado obligatoriamente, como esto se hace en los sistemas no automatizados de la contabilidad, ya que el hecho mismo de la aceptación de tal sistema en la explotación por la administración supone en el tipo implícito la presencia de las sanciones correspondientes.